Asesoramiento para acogerse a la

LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

Desde 2015 existe en España la ley de segunda oportunidad, un mecanismo que busca ayudar a personas con deudas económicas. Si se logra acreditar determinadas condiciones, es posible que la deuda quede cancelada.

Ley de segunda oportunidad
Gracias a la ley de segunda oportunidad

Es posible cancelar deudas

Más de 9000 personas han accedido ya a la segunda oportunidad, y tú puedes ser el siguiente. Si tienes pendientes de pago una o varias deudas, la ley de segunda oportunidad quizá sea tu salvación. Te animamos a comprobar si cumples los requisitos para acogerte a este mecanismo.

El espíritu con el que nace esta ley no es otro que ayudar a las personas insolventes. Siempre bajo determinadas premisas, la idea es proteger especialmente a las familias que han hecho lo posible por solventar sus problemas financieros sin éxito y sufren una gran presión por las deudas.

Test rápido

En menos de 3 minutos recogemos datos para poder evaluar si te puedes acoger a la ley de segunda oportunidad con éxito.

Así funciona la segunda oportunidad

¿Qué pasos seguimos?

El procedimiento de segunda oportunidad comprende dos vías de actuación bien diferenciadas. Por un lado, la reestructuración de las deudas y, por otro, la cancelación de las mismas.

Reestructuración de las deudas

Con la reestructuración, se pretende beneficiar a ambas partes, deudor y acreedor. Porque, dándole facilidades al primero para pagar, por ejemplo, proporcionándole más tiempo o rebajando las cantidades, se consigue a la vez garantizar al acreedor que va a recuperar una parte o la totalidad de su dinero.

Paso I
Paso II

Cancelación de las deudas

Siempre y cuando el deudor haya liquidado todo su patrimonio para pagar una parte de la deuda, el resto se podría llegar a cancelar. Esto quiere decir que, si se cumplen los requisitos, el deudor ya no tendrá que pagar el importe restante. Es lo que se conoce como exoneración o cancelación de las deudas.

¿Cómo me puedo beneficiar?

Ventajas de esta ley

Resumimos a continuación cuáles son las ventajas más importantes de esta norma para los que se acojan a ella:

¿Dudas sobre la segunda oportunidad?

Preguntas frecuentes

Una de las principales desventajas que la ley de segunda oportunidad tenía en su origen era que no abarcaba a las deudas contraídas con la Administración. Unas deudas que, como te puedes imaginar, son muy comunes, sobre todo entre los autónomos.

Pues bien, desde 2019, año en el que el Tribunal Supremo se pronuncia acerca de esta cuestión, estas deudas sí que están incluidas en el mecanismo de segunda oportunidad. Eso sí, solo se permite cancelar hasta el 70 % del importe adeudado. El resto, si el deudor quiere, se abonará de manera fraccionada.

Muchas personas deciden optar por esta vía para reconducir su situación económica, pero esta no se encuentra al alcance de todo el mundo. Hay que cumplir estos requisitos:

  • No tener deudas pendientes anteriores a las que se desea cancelar.
  • En los últimos 10 años, no haber usado el mecanismo de segunda oportunidad.
  • No ser culpable en un concurso de acreedores.
  • No haber cometido delitos de falsedad documental, delitos socioeconómicos, contra los trabajadores o contra el patrimonio.
  • Demostrar buena fe, acreditando que se es honesto y, hasta el momento, buen pagador.

Haber tratado de llegar a un acuerdo con los acreedores, sin haber sido este posible.

Sí, la cancelación de las deudas es para siempre. No obstante, los acreedores tienen derecho a revisarlas y reclamarlas de nuevo durante los 5 años siguientes a la finalización del procedimiento. Pasado ese tiempo, la obligación de pago desaparecerá definitivamente.

Te asesoramos GRATIS y sin compromiso