Todo el contenido está revisado por abogados profesionales en la materia.

SIM Swapping, Smishing, Vishing y otras formas de acceder a tu banco

SIM Swappin, Smishing y Vishing

Seguro que eres completamente consciente de lo que es el phishing y de las increíbles consecuencias que tiene para quienes lo sufren. Pero, es muy probable que desconozcas la infinidad de variedades de estafas electrónicas que nacen del phishing. Así a bote pronto podemos hablar de SIM Swapping, smishing o vishing, pero hay muchas más. Vamos a ver los tipos de ciberestafas más frecuentes, con el objetivo de que siempre permanezcas alerta y puedas evitar que tus cuentas bancarias sufran los daños. Si has llegado hasta aquí porque ya has sido víctima del phishing o de cualquiera de sus variantes no esperes más y ponte en contacto con Sello Legal. Nuestros abogados están especializados en ciberestafas. Actualmente podemos presumir de haber logrado recuperar el dinero sustraído fraudulentamente a un buen número de clientes. Nuestros abogados están preparados para luchar por tus intereses, con el fin de alcanzar el éxito siempre.

Más allá del phishing

De manera general, el phishing es un método de estaba digital por el que un tercero se hace pasar por tu banco. De este modo es posible que consiga tener acceso a tus claves bancarias y datos personales. En muchos casos, si es el propio banco el que nos pide este tipo de información sensible se la facilitamos sin miedo. Y así es cómo los estafadores son capaces de acabar con los ahorros de sus víctimas. Las ciberestafas han evolucionado tanto que cada vez es más complejo evitarlas. Cada día tenemos información nueva y acuñamos términos más llamativos para dar un nombre a este tipo de acciones. No te pierdes los distintos tipos de phishing que ya están denunciándose en los juzgados:

SIM Swapping

Este método para estafar es una realidad. De hecho, en Sello Legal ya tenemos alguna sentencia ganada tras una estafa a través del SIM Swapping. Es importante mantenerse alerta para evitar que las cuentas bancarias sufran serios daños.

El SIM Swapping se basa en duplicar la tarjeta SIM de una persona, con el fin de recibir en ella los SMS y las notificaciones del banco y la tarjeta. Lo que hace el delincuente es usurpar la identidad de la víctima mediante este método.

En esta estafa entran en juego no solo las entidades bancarias, sino también las operadoras de telefonía móvil, que deben de responsabilizarse de entregar copias de tarjetas SIM sin haber certificado correctamente la identidad de sus clientes.

A través de este método, los delincuentes tienen más fácil vulnerar el sistema de seguridad bancario, aunque está habilitada la autenticación en dos pasos. El mensaje de confirmación lo recibirá el estafador y no la víctima, que normalmente permanece ajena a todo esto. Por norma general, quienes han sufrido SIM Swapping han visto cómo sus teléfonos han estado fuera de cobertura durante unas horas. Al día siguiente vuelven a la normalidad, pero ya es demasiado tarde.

Smishing

Quizás esta sea la forma de phishing más tradicional. Suele suceder que la víctima de la estafa recibe un SMS con un enlace, que en muchas ocasiones parece proceder de la entidad bancaria en la que tiene sus cuentas. Al acceder al enlace se solicitan datos personales y claves bancarias, generalmente aludiendo a algún problema o bloqueo de cuenta.

Si la persona que recibe el mensaje de texto confía en el emisor y facilita la información, el estafador tendrá carta blanca para acceder a la cuenta bancaria o utilizar las tarjetas de crédito de su víctima. Cabe destacar que es muy frecuente que el diseño de estos enlaces, mensajes de texto y sitios web son cada vez más profesionales y suelen imitar muy bien a los propios bancos.

Vishing

En el caso del vishing la estafa comienza a través de un mensaje de voz o una llamada telefónica. Durante la locución, el estafador indica que es un responsable del banco y le comunica a la víctima que ha habido una brecha de seguridad, por lo que debe de facilitar sus claves y sus datos personales. Este es el inicio de la ciberestafa, que se fragua como las anteriores.

Estas son solo algunas formas de phishing y seguro que con el paso del tiempo surgen más, porque los estafadores están alerta y tienen técnicas de robo mejoradas. En España, los juzgados ya están dictaminando sentencias condenatorias a los bancos, que son los que deben de devolver el dinero sustraído a sus clientes, siempre y cuando hayan sido estafados mediante engaños. La entidad bancaria tiene una responsabilidad cuasi objetiva en todo el proceso y debe de asegurarse de que los datos de sus clientes están debidamente protegidos. Si has sido víctima de phishing en cualquiera de sus vertientes contacta con el área de delitos informáticos de Sello Legal. No dejes que pase más tiempo, porque en estos casos el tiempo es oro. Cuanto antes accionemos la maquinaria de reclamación antes obtendremos un resultado satisfactorio para ti.

5/5 - (1 voto)

Comparte en:

Otras publicaciones

Tambien te puede interesar...