Todo el contenido está revisado por abogados profesionales en la materia.

Qué es y cómo funciona la reunificación de dudas

Reunificación de deudas

Si tienes deudas activas con diferentes acreedores puedes optar por la reunificación de deudas, una operación financiera que te permite unificar todas las deudas, reuniéndolas ante un solo acreedor. En Sello Legal te ayudamos a comprender todos estos conceptos legales, con el fin de que tu calidad de vida mejore.

Consolidación o reunificación de deudas

La clave de la consolidación de deudas (reunificación) radica en que la cuota resultante de la operación es inferior al importe que se pagaba anteriormente. Es decir, la suma de los importes suele ser superior a la que se abona cuando se unifican las deudas.

Es muy importante que pongas en manos de abogados expertos en Derecho del Consumidor y operaciones financieras tu caso, antes de proceder a una reunificación de deudas. Ten en cuenta que este procedimiento no siempre es el más adecuado y es posible que en tu caso no resulte conveniente. Por ello, consulta con los abogados de Sello Legal antes de firmar ningún tipo de operación financiera. Las entidades financieras o empresas del sector son las encargadas de realizar la reunificación de deudas, mediante productos como las hipotecas o los préstamos personales.

Tipos de unificación de deudas

  • Hipotecaria: en este caso suelen agruparse deudas de gran importe y está pensada para poder alargar los plazos de devolución con intereses algo más bajos. Es inviable si la reagrupación la solicitan deudores que tienen impagos previos. Además, la hipoteca no puede ser superior al 80 % del valor de la vivienda que se va a hipotecar.
  • No hipotecaria: esta reunificación de deudas se consigue a través de un préstamo personal. Es una fórmula interesante cuando el total de la deuda no es muy elevado. Alberga unos intereses más altos y se debe de devolver en plazos más breves que la unificación hipotecaria. El hándicap es que no puede incluir una deuda hipotecaria.
  • Con nómica: en cuanto a las garantías que el deudor propone para solicitar la reunificación, la nómina suele ser el más común.
  • Con otro tipo de garantías: a veces, las garantías podrían ser de otro tipo, como inmuebles o, incluso, algún avalista.

Claves de la reunificación de deudas

  • En un solo préstamo se unifican todas las deudas preexistentes.
  • Se lleva a cabo para bajar el importe a pagar a través de las cuotas mensuales.
  • Conlleva gastos, ya que hay que cancelar algunas deudas de manera anticipada.
  • En muchos casos es una forma óptima para que el deudor pueda salir de los ficheros de morosos.
  • La reunificación de deudas puede llevarse a cabo a través de empresas intermediarias especializadas en la materia. En este caso hay que tener en cuenta la Ley 2/2009, de la que hablaremos luego.

Reunificación vs reestructuración de deudas vs Ley de Segunda Oportunidad

No es lo mismo reunificar que reestructurar. Ambas opciones han sido pensadas para evitar el sobreendeudamiento de los españoles, pero se rigen por principios muy distintos. Cuando un deudor se acoge a una reestructuración, lo que está haciendo es volver a negociar las condiciones para abonar una deuda que ya existe. En el caso de la reunificación, la deuda inicial se cancela para incluirse en un único préstamo de mayor importe.

El Real Decreto Ley 6/2012 permite que una deuda pueda reestructurarse a través de mecanismos legales, que incluyen una carencia y un aumento en el plazo total de amortización del préstamo en cuestión.

Por otra parte, la Ley de Segunda Oportunidad, de la que ya hemos hablado aquí, es un mecanismo muy distinto, encaminado a resolver una situación de insolvencia. Podríamos equiparar esta ley con el concurso de acreedores al que pueden acogerse las empresas. Cuando la Ley de Segunda Oportunidad es aplicable, es posible cancelar las deudas y salir de los ficheros de morosos.

Para saber si puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad contacta con Sello Legal. Nuestros abogados expertos en operaciones financieras te ayudarán a descubrir qué fórmula para eliminar tus deudas es la más adecuada.

Intermediarios en la Reunificación de deudas

Actualmente, el nivel de endeudamiento que hay en el país ha permitido que aparezcan empresas intermediarias para la reunificación de deudas. Se trata de empresas que no son crediticias, pero que llevan a cabo servicios de intermediación. Como estas compañías no están supervisadas por el Banco de España, deben de acogerse a la Ley 2/2009, con el fin de garantizar que se cumplen los derechos del consumidor:

  • La información comercial debe de ser clara, explicando cualquier gasto asociado a la reunificación.
  • Es su deber entregar al cliente un folleto que explique correctamente toda la operación, donde las condiciones estén detalladas perfectamente. Los gastos deben de quedar bien claros antes de proceder con la operación financiera.
  • 5 días antes de la firma del contrato, al menos, debe de entregarse toda la información y documentación al cliente.
  • Las empresas dedicadas a la reunificación de deudas deben de estar inscritas en el Registro Estatal de Empresas. También deben tener un seguro de responsabilidad civil.
  • Deben cumplir con el derecho de desistimiento, establecido en la Orden de Transparencia. Esto significa que el cliente tiene 14 días para desistir el contrato.

Nuestro consejo como expertos en Derecho del Consumidor y productos financieros es que contactes con un abogado especializado antes de firmar ningún contrato de reunificación de deudas, reestructuración o de Segunda Oportunidad. En Sello Legal podemos ayudarte y ofrecerte garantías de éxito para salir de los ficheros de morosos cuanto antes.

Comparte en:

Otras publicaciones

Tambien te puede interesar...