Todo el contenido está revisado por abogados profesionales en la materia.

Conoce los pasos a seguir para gestionar un desahucio de manera exitosa

pasos para gestionar un desahucio

Lamentablemente, cada día son más los clientes que acuden a nosotros para recibir asesoramiento por el desahucio de su vivienda. Conocemos de primera mano el desamparo y la impotencia que sienten por no poder hacer nada ipso facto para recuperar su propiedad.

Por ese motivo, el principal objetivo es recuperar con la mayor brevedad posible el inmueble. Y es que, normalmente, estos procedimientos pueden alargarse mucho en el tiempo si no se toman las decisiones adecuadas, se da un paso en falso o se tarda demasiado en reaccionar.

Por eso, has de saber muy bien qué hacer. Recibir un asesoramiento adecuado en estos momentos es imprescindible. En Sello Legal contamos con abogados de desahucio altamente cualificados que te guiarán en este complicado proceso.

Definición de desahucio

Antes de nada y para entrar en materia, hay que entender que es un desahucio. Un desahucio es una acción legal que se lleva a cabo para desalojar una propiedad ocupada indebidamente.

Aunque el proceso de ocupación puede darse en pocos minutos, el proceso para desocuparla puede ser bastante tedioso y costoso. Por tanto, rodearte de grandes expertos en la materia te puede ayudar a agilizar este delicado procedimiento.

Tipos de desahucio

Es importante saber que existen distintas clases de desahucios, en función de cuál sea su naturaleza.

Desahucio por impago de renta

Este caso es el más común de todos. El pago de la cuota mensual supone una obligación para la parte del inquilino, por tanto, cuando ocurre un impago de renta, el arrendatario está en la obligación de abandonar el inmueble.

Cuando esta situación no se da y el inquilino se opone a abandonar la vivienda, el propietario puede comenzar el procedimiento de desahucio por impago de alquiler, que con suerte suele resolverse en unos 3 meses.

Vencimiento del plazo

Esta circunstancia ocurre cuando el inquilino se niega a abandonar el inmueble una vez vencido el plazo contractual. Es decir, este tipo de desahucio será aplicable cuando expirada la fecha reflejada en el contrato de arrendamiento, el arrendatario se niegue a desocupar el inmueble.

Ocupación ilegal

Por desgracia, esta situación es cada vez más habitual. Segundas residencias, pisos desocupados, periodos vacacionales… son situaciones perfectas que aprovechan los okupas para entrar por la fuerza en las residencias. Y por supuesto, sin ningún tipo de contrato de por medio.

Desahucio por precario

Y por último, tenemos el desahucio por precario. Ocurre cuando el que reside en la vivienda lo hace de manera gratuita, por una cesión por parte del propietario. Si, cuando llega la hora de recuperar el inmueble, la otra parte se niega a abandonarlo, procede también recurrir a la justicia.

¿Cómo son los procedimientos de desahucio?

Desde que en 2011 se aprobara Ley de medidas de agilización procesal y, sobre todo, tras la entrada en vigor en 2018 de la Ley de desahucio exprés, este procedimiento se ha agilizado sobremanera. En muchas ocasiones, de hecho, no llega a ser necesario acudir a juicio.

Generalmente, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Envío de un burofax al inquilino: esta primera acción no siempre se tiene en cuenta, pero nuestros abogados de desahucios la recomiendan encarecidamente. El motivo es que, así, se deja constancia de la voluntad de alcanzar un acuerdo amistoso con el inquilino antes del juicio.
  2. Interposición de la demanda de desahucio: se presentará en el tribunal del lugar donde se sitúe la vivienda, en caso de que no se reciba el pago tras el envío del burofax.
  3. Respuesta del demandado: el inquilino deberá responder en el plazo máximo de 10 días, de lo contrario se procederá, sin juicio, al lanzamiento. Hay que tener en cuenta que también es posible que el inquilino pague la deuda, con la posibilidad de seguir entonces en el inmueble. O bien puede oponerse a la demanda, en cuyo caso sí tendremos que acudir a juicio para seguir con el procedimiento.

Documentación necesaria

Como abogados de desahucios con años de experiencia en esta clase de asuntos, te animamos a prestar mucha atención a los documentos que respaldarán tu demanda de desahucio.

  • Contrato de arrendamiento.
  • Nota simple del Registro de la Propiedad.
  • Deuda pendiente detallada.
  • Notificaciones y avisos realizados.

Con todos estos documentos en sus manos, nuestros abogados de desahucios pondrán todo de su parte para que recuperes tu inmueble cuanto antes.

Como has podido ver, un desahucio no es un procedimiento sencillo. En Sello Legal ponemos a tu disposición abogados de desahucios para acompañarte en la desocupación de tu vivienda y que puedas recuperar tu propiedad lo más rápido posible y de la mejor manera. Contacta con nuestros abogados y explícanos tu situación, te ayudaremos.

Valora este contenido

Comparte en:

Otras publicaciones

Tambien te puede interesar...