Todo el contenido está revisado por abogados profesionales en la materia.

Cómo dejar de pagar una tarjeta revolving

Así se puede dejar de pagar una tarjeta revolving

Tras las cada vez más numerosas sentencias judiciales a favor de los consumidores, parece que se van despejando las dudas acerca de las posibilidades de reclamación contra estas tarjetas de deuda infinita. Sin embargo, aún son muchos los afectados que se preguntan cómo dejar de pagar su tarjeta revolving de una vez por todas.

Si eres cliente de Wizink, Cetelem, Cofidis o cualquier otra entidad que comercialice este tipo de tarjetas y quieres saber cómo dejar de pagar sus cuotas sin que ello te penalice, te interesa seguir leyendo.

Tienes derecho a reclamar

Esto es lo primero que debes tener en cuenta: si tienes una tarjeta revolving con un TAE abusivo, tienes derecho a reclamar la nulidad del contrato y, por tanto, dejar de pagar sus elevados intereses. Ahora bien, para que la reclamación sea efectiva, se tiene que dar, al menos, uno de estos dos escenarios:

  • La tarjeta lleva aparejado un tipo de interés abusivo, es decir, por encima del 20 %.
  • El banco no fue lo suficientemente transparente al ofrecerte el crédito.

¿Es el tuyo alguno de estos casos? Si es así, no lo dudes: debes reclamar.

¿Puedo dejar de pagar las cuotas al presentar la reclamación?

Cuando inicies el proceso de reclamación y comuniques a la entidad bancaria que quieres anular el contrato, puedes dejar de pagar la tarjeta. Si la reclamación tiene éxito, el contrato se anulará y solo tendrás la obligación de pagar el crédito que el banco te ha prestado. Ellos, por su parte, deberán devolverte, si procede, los intereses abusivos que te han estado cobrando. Recuerda: si ganas, el banco está obligado a devolverte la totalidad del dinero que has pagado de más.

Te lo mostramos con un ejemplo: si tu banco te ha prestado 1000 euros hasta este momento, y tú le has abonado un total de 2500 euros sumando todas las cuotas, te tienen que devolver 1500 euros (incluso aunque hayas dejado de pagar al iniciar la reclamación). 

Por esa razón, si para ti es un problema seguir abonando las cuotas mensuales, tienes la opción de dejar de pagar tu tarjeta revolving una vez que ya has reclamado su nulidad.

Consecuencias de dejar de pagar tu tarjeta revolving

Que puedas dejar de pagar no implica que esta sea una decisión exenta de consecuencias. Lo más probable es que tengas que soportar que tu banco te llame con frecuencia para reclamar el pago, pero también se pueden dar estas indeseables situaciones:

  • Incluirte en una lista de morosos.
  • Aumentarte los intereses de la tarjeta.
  • Iniciar acciones judiciales contra ti.

Se trata de prácticas comunes que llevan a cabo algunos bancos y que te pueden afectar seriamente. Por ejemplo, si tus datos figuran en una lista de morosos tendrás muy complicado solicitar otro crédito o préstamo en el futuro.

Por eso, lo ideal es continuar pagando las cuotas, si tu situación financiera te lo permite. Al finalizar el proceso de reclamación con un resultado favorable, la entidad te tendrá que devolver todo lo que has pagado de más. Contacta con nuestros abogados especialistas si crees que eres víctima de usura y estás pagando unos intereses abusivos por tu tarjeta revolving. Nos encargaremos de todo para que muy pronto consigas la devolución del 100 % de tu dinero.

5/5 - (2 votos)

Comparte en:

Otras publicaciones

Tambien te puede interesar...